fbpx

Entrevista a Ingrid Magrinyá, bailarina y profesora de danza contemporánea

Ingrid Magrinyá es una bailarina de contemporáneo establecida en Zaragoza desde los 15 años. Formada en María de Ávila, en los últimos años ha trabajado para las compañías Che y Moche, que le llevó a ganar el Premio Nacional Max de Teatro, y Teatro del Temple y para la compañía de danza contemporánea Cesc Gelabert-Azzopardi.

 

Háblanos sobre ti, ¿cuándo empezaste en el mundo de la danza?

Empecé cuando era muy pequeña. Debía de tener 4 ó 5 años cuando me apunté a una escuela muy pequeña de ballet clásico y danza española. No sabía nada sobre música, baile… pero pasé por delante de la escuela y fue como un flechazo.

Es cierto que tenía un tío abuelo bailarín bastante importante que puede que me haya influenciado en mi pasión por la danza: Juan Magriñá, bailarín, maestro de baile, coreógrafo y director muy vinculado al Gran Teatro del Liceo de Barcelona.

Cuando tenía 15 años, me apunté a la Escuela de Danza María de Ávila y ya tenía claro que quería dedicarme a esto a nivel profesional. Me inicié en danza contemporánea con la Profesora de Técnica de Danza Contemporánea , Myriam Agar.

Directamente me inicié como profesional con el contemporáneo. He tenido la suerte de trabajar en cosas muy diferentes y siempre he tenido la capacidad de adaptarme a cada uno de ellos. Creo que es muy importante ser como un camaleón en esta profesión.

 

¿Qué sueles enseñar en tus clases?

En las clases de iniciación suelo enseñar los principios básicos: principales movimientos corporales, así como mucha respiración y preparación física. Es muy importante trabajar en el suelo la tonificación muscular inicial.

Hay que introducir al alumno en las pautas del movimiento y la respiración, e iniciarlo en su propia búsqueda personal.
También en danza es necesario trabajar mucho la memoria y la memoria muscular a través de la repetición, hasta que un movimiento no sea robótico. En la danza, aunque parezca que hagamos los mismos movimientos o utilicemos la misma técnica, cada uno tiene que sacar y descubrir su propio estilo personal. En la danza hay que estar preparado para todo.

 

¿Por qué recomendarías hacer danza?

Bailar te libera, te pone en forma. Además, permite comunicarte y expresarte. A la gente le gusta bailar, después de todo el cuerpo está hecho para moverse, aprender técnicas distintas, mejorar físicamente, ponerse a prueba en otras áreas…
La gente se lo pasa bien bailando.

 

¿Por qué la Escuela del Teatro de las Esquinas?

Todos los profesores están en activo y son profesionales excelentes. Además, se genera una interesante interacción entre grupos multidisciplinares. En la Escuela se tocan las 3 artes dentro del mismo centro: danza, música y teatro.

Esta combinación de disciplinas solo puede ser positiva.

 

Agradecemos a Ingrid la dedicación de su tiempo para respondernos a estas preguntas. Poco a poco iremos conociendo a los profesores que forman parte de la Escuela de Teatro de las Esquinas.

Te invitamos a echar un vistazo al Curso de Danza Contemporánea (Nivel Medio­-Avanzado), en el que está involucrada Ingrid Magrinyá.

Para cualquier pregunta sobre los cursos, horarios, precios, etc. no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Share This